Fandom

Videogames Wiki

Aang (Personaje)

365páginas en
el wiki
Crear una página
Comentarios0 Compartir


Aang
Personaje de Avatar: la leyenda de Aang
Primera aparición El Niño en el Iceber


  • Aunque aparece en el episodio piloto.
Información
Sexo Masculino
Edad 112 años (Cronológicamente) 12 años (Biológicamente)
Título

Avatar

  • Maestro Aire
  • Maestro Agua
  • Maestro Tierra
  • Maestro Fuego
  • Maestro Energía
  • Novio de Katara
Nacionalidad Los Nómadas del Aire
Color del cabello Castaño medio negro (Se descubre en el tercer libro)
Color de los ojos Grises

Aang es el personaje principal de la serie animada de televisión Avatar: la leyenda de Aang. Es pelado (ya que por ser un Maestro Aire, enseñan sus tatuajes en forma de flecha, alusivos a los bisontes voladores). Es un monje de 112 años (tomando en cuenta los 100 años que estuvo dentro de un iceberg), perteneciente a los Nómadas del Aire y la reencarnación actual del Avatar. Con sus amigos Katara, Sokka, Toph y sus mascotas Appa y Momo, Aang viaja en una aventura para dominar los elementos, derrotar al Señor del Fuego Ozai, y llevar la paz a las naciones afectadas por la guerra. La cabeza rapada de Aang es un símbolo de su posición como monje de los Nómadas del Aire, y los tatuajes en forma de flechas azules una marca de un avanzado Maestro Aire. Él, por ser el último Maestro Aire, es la silueta del Maestro Aire en la secuencia de apertura.

Aang es un amante de la diversión, ingenuo y aventurero. Le encanta el contacto con gente nueva y lugares desconocidos; en resumen, es un turista consumado. Aang siempre ha estado orgulloso de una compleja red social que incluía amigos en las cuatro Naciones, y una nimiedad como la guerra no se interpondrá en su camino. También le encanta jugar con la fauna exótica de cada lugar que visita. Ya sean pingüinos, monos cerdos o anguilas gigantes, animal que Aang ve, termina siendo montado. A pesar de ser exhibicionista y bromista, es ahí donde yace su debilidad fatal de tomar riesgos estúpidos. Relativamente arrogante ante el peligro, Aang puede meterse en problemas terribles. Afortunadamente, siempre cuenta con la ayuda de sus amigos. Está perdidamente enamorado de Katara; aunque ella ignora esto por completo. Sin embargo, ha demostrado un poco sus sentimientos por él en ciertos capítulos, y él también lo ha hecho (aunque es mucho más notorio en Aang). Aang siente una terrible culpa y una gran carga por sus deberes como Avatar. Desea haber podido estar en su hogar hace cien años para ayudar a su gente, pero seguir viviendo su infantil vida despreocupada. Esto le llevó inicialmente a ocultar su verdadera identidad a sus amigos, y aún tiene tendencia a descuidar sus estudios del control de los elementos, a pesar de sobresalir en ello naturalmente.

Cuando Aang era un niño, reveló inconscientemente que él era el Avatar; al elegir de entre mil, cuatro juguetes. Esos cuatro juguetes eran los mismos que habían elegido Avatares anteriores cuando eran niños. Criado por monjes Maestros Aire, Aang creció en los idílicos alrededores del Templo del Aire del Sur. Aang era un joven despreocupado, determinado a viajar frecuentemente, a jugar, y dominaba su elemento prácticamente sin ningún esfuerzo. Su mundo cambió drásticamente cuando los monjes le revelaron que era el Avatar, destinado a dominar los cuatro elementos y mantener la paz en el mundo.

Normalmente, a los Avatares se les revela su verdadera identidad después de cumplir dieciséis años; sin embargo, los superiores de Aang temieron que una guerra entre las cuatro naciones estaba en el horizonte, y creyeron que necesitarían al Avatar para ayudar a mantener el balance. Aang pronto se sintió abrumado por la carga de su situación. Sus compañeros lo excluían por sus habilidades avanzadas, mientras que sus superiores lo presionaban a madurar demasiado rápido.

El único monje que simpatizaba con los sentimientos de Aang era el Monje superior Gyatso, guardián y profesor de Aang. Cuando la carga cayó bruscamente sobre su estudiante favorito, Gyatso trabajó para inculcarle un sentido de humor a través de juegos y bromas. Creía sinceramente que se le debía permitir a Aang crecer como un niño normal. Los otros monjes estaban en desacuerdo. Considerando el apego de Gyatso hacia el niño como un obstáculo, decidieron enviar a Aang al Templo del Aire del Este para concentrarse en su entrenamiento, sin saber que Aang había escuchado su discusión.

Confundido y asustado por lo que averiguó, Aang escapó de su hogar en su bisonte volador Appa, hacia el Polo Sur. Mientras volaba por el océano del Sur, una tormenta repentina causó que Appa se hundiera en el mar. Entrando en el Estado Avatar, Aang usó instintivamente Agua Control para rodearse a él y a Appa en una burbuja que rápidamente se congeló en un iceberg, que los mantuvo en animación suspendida por los siguentes cien años. Cuando Aang por fin despierta, se da cuenta de que no recuerda nada, sólo que escapó de su hogar. Él piensa que no pudo ocurrir pero Katara le pregunta en el episodio El niño en el iceberg cómo pudo haber sobrevivido cien años y no haber recordado absolutamente nada.

En la actualidad, dos hermanos adolescentes de la Tribu Agua del Sur, Katara, una Maestra Agua de 14 años, y su hermano de 16 años, Sokka, encontraron y liberaron a Aang de su iceberg. Pronto descubrió que en su ausencia, los temores de guerra de sus maestros se habían vuelto realidad. El mismo año que desapareció, el líder de la Nación del Fuego de entonces, el despiadado Señor del Fuego Sozin, tomó ventaja del aumento de poder de los Maestros Fuego gracias a un cometa místico (luego bautizado como el Cometa de Sozin. Para completo asombro y desilusión de Aang, la táctica inicial de la Nación del Fuego fue un ataque genocida contra los Nómades del Aire. Los templos del aire habían sido asaltados y los monjes masacrados en un esfuerzo por destruir la mayor amenaza de la Nación del Fuego, el Avatar, dejándolo a él como el único Maestro Aire en existencia.

Desde entonces, Aang supo que el futuro de las naciones dependía de él. Su misión es derrotar a la Nación del Fuego y restaurar la paz y la armonía en el mundo. Para lograrlo, Aang y sus nuevos amigos viajan para encontrar y aprender de los maestros el resto de las artes de control (Agua, Tierra y Fuego), mientras evitan ser capturados por la Nación del Fuego, especialmente del Príncipe Zuko de la Nación del Fuego, quien no sabe controlar totalmente su temperamento y eso lo hace presa fácil de su propio poder, quien hará todo por capturar al avatar Aang para recuperar su honor.

Aunque toma años de disciplina y entrenamiento dominar un elemento, Aang debe dominarlos todos y derrotar al Señor del Fuego Ozai antes del final del verano, cuando el regreso del cometa de Sozin les dará a los Maestros Fuego el poder suficiente para ganar la guerra. Si esos eventos suceden, ni siquiera el Avatar será capaz de restaurar la paz del mundo. Afortunadamente, poco antes de que el Cometa de Sozin llegue, habrá un eclipse solar en el cual los Maestros Fuego perderán su poder, dándole a Aang una inmensa ventaja al invadir Nación del Fuego y confrontar a Ozai. La invasión fracasa, ya que Azula, disfrazada de Guerrera Kyoshi, junto con sus amigas Mai y Ty Lee advierte a su padre, quien se esconde durante el eclipse. Los Globos de Guerra de la Nación del Fuego destruyen los submarinos de sus enemigos, logrando tomar como prisioneros a los adultos del grupo (Appa no soportaba demasiado peso, por lo que decidieron enviar sólo a los chicos). Después del fracaso de la Invasion en el día del Sol Negro, Aang busca refugio en el Templo de Aire del Oeste, y luego en la Isla Ember cuando este fue destruido por la flota de guerra de Azula. En Ember, Aang luchó con la cuestión de matar a Ozai cuando los dos se encontraran, y consultó con sus antepasados Avatares sobre ello, incluyendo a Roku y Kyoshi.

Cuando Aang comenzó su combate con Ozai, el Señor del Fuego tenía la mano superior gracias a sus fuerzas ganadas con el Cometa, hasta que Aang entró en estado Avatar, y esta vez manejaba perfectamente los cuatro elementos, pero decidió no matarlo, y en vez decidió quitarle sus habilidades de Fuego Control usando el Espíritu Control que le enséñó una tortuga-león. Una vez que la guerra terminó, Aang acompaño a Zuko en su coronación como el nuevo Señor del Fuego y luego compartió un apasionado beso con Katara en Ba Sing Se. La mayoría de los rasgos de Aang, como su vegetarianismo, están basados en la tradición taoísta.[1] Aang demuestra sus creencias vegetarianas rechazando comer carne en "The King of Omashu" ("El Rey de Omashu").[2]

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar